Temas

En la recepción

(Fotograma "2001, Odisea en el espacio" Kubrick, 1968) 

(Franco Brambilla, 2013, hiperealismo)

La recepción de los hoteles en el futuro da pie a numerosas elucubraciones y formas de entender la vida social. Observa estas 2 obras distanciadas en estilo y forma más de 40 años.
  • ¿Cuál de ellos te gusta más? ¿Por qué?
  • ¿Crees que el segundo supone una variación del primero?
  • ¿Qué elementos le dan ó quitan calidez a la escena?

7 comentarios:

Beatriz Martínez dijo...

Pues me gusta más el primero, los espacios que crea Kubrick siempre me atraen, limpios, brillantes, sencillos, tranquilos.
Casi veo más el primero como una variación del segundo. Y en cuanto a la calidez, el segundo es más cálido por los colores ocres y naranjas. El primero es más aséptico con el color blanco.

Leticia dijo...

El estilo de Kubrick es atemporal e impecable. Y a mi modo de ver mucho más realista de lo que podría ser un espacio futurista que la segunda foto.
Pero coincido con el comentario de que es más cálido el segundo, más acogedor. Kubrick siempre tiene un "algo" que me hace sentir incómoda, algo inquietante y en esta foto creo que es el uso del blanco total sólo roto por el rojo de los asientos. La indumentaria de las personas no rompe esa combinación de colores porque al ir de negro, no hace que te distraigan de la tonalidad general.

Dani dijo...

No me entusiasma ninguno. En todo caso el primero un poco más, aunque es un espacio aséptico, frío y con muy poca altura libre (parece la sala de espera de unos quirófanos). El segundo es el típico espacio de los años 60 que desprende un tufillo rancio en el que se han incorporado unos cascos de cosmonauta ruso de los años 70 y unos robots andiluvianos.
Lo chocante y brillante de ambas fotos es el año que figura en el pie de foto

JLPA dijo...

Me alegro Dani que saques el tema de la fecha de las obras, porque aparentemente las fechas parecen intercambiadas :-) pero son así.

bauti dijo...

Pues yo iba a decir que el primero, pero me lo he pensado mejor. Os veis recorriendo ese pasillo en el que tiene pinta de reverberar incluso una aguja caída al suelo? Al segundo sí que dan ganas de ir, aunque sólo sea por ponerse uno de esos cascos :-) Y hablando de cascos, os habéis fijado en los que llevan las chicas (sobre todo una de ellas) en el primero? Madre del amor hermoso...

Hotel Santa Marta dijo...

Magnifico articulo, la verdad es todo un honor visitarte y encontrar siempre tan buenas publicaciones.

Aplicaciones móviles Bogotá dijo...

suficientemente post-moderno.