Temas

Natividad

Memling

El Greco

Murillo

En este tiempo navideño intenta responder a estas cuestiones tras ver estos cuadros clásicos:
  • ¿Cuál describe mejor el nacimiento? ¿Qué te parece la temática?
  • ¿Cuál te gusta más? ¿Y cuál menos?
  • ¿Qué te sugiere la presencia del color negro en ellos?
  • ¿Cuál te parece más espiritual? ¿Por qué?

3 comentarios:

hilda dijo...

Hola!! llevaba mucho tiempo sin mirar ludovanguardia y veo que tengo varios post atrasados!!

Como describir el nacimiento yo diria que el primero hace un recorrido más amplio ya que el cuadro tiene nada menos que 3 escenas diferentes, aunque estas sean más mundanas que espirituales. Este cuadro podria tratarse del nacimiento de cualquier príncipe.

El que más me gusta es el de Murillo ya que se ajusta mejor a mi idea sobre el nacimiento de Cristo. Mucho más cálido, tierno e íntimo. La función del negro yo creo que no es otra que dar más fuerza a las zonas de luz. El que menos me gusta es el de Memling, lo encuentro frío.

El más espiritual por lo que he dicho antes: Murillo

Daniel Rodríguez dijo...

A mi el que más me gusta es el del Greco, por su técnica y expresividad (o expresionismo, casi).
El que describe mejor el nacimiento y a la vez, el más espiritual (por la sinceridad en las caras de los personajes) creo que es el de Murillo.
Y en cuanto al negro, en el del Greco y en el de Murillo, estoy de acuerdo con Hilda, es para dar mas importancia a la luz. En el caso de Memling... no me gusta nada de nada, solo la técnica es admirable.

cuentos y más cuentos dijo...

El primero muy renacentista, medido y solemne. El segundo me fascina por su vanguardia y su estilo inconfundible. Aunque me quedo con el Greco por su estilo creo que me inspira más calidez y espiritualidad la Natividad de Murillo. Es acogedora. Refleja muy bien el nacimento del niño jesus. Murillo crea una atmósfera muy entrañable, propia de un bebe que juega y se desarropa. Me produce mucha ternura. El negro es confortable, arropa la escena realzando su magia. Tengo que reconocer que su espiritualidad me llena más.