Temas

La última cena

Observa este fresco sobre la última cena que por estar pintado sobre la pared se encuentra bastante deteriorado:

Veamos ahora 2 variantes de dicho cuadro, uno del s XVI y otra del XXI:

¿Cuál de ellos te parece más revolucionario?. Al margen de las polémicas relacionadas con El Código da Vinci, intenta exponer qué relación y qué diferencias estilíticas y temáticas encuentras entre ellos y el original.

8 comentarios:

Fernando dijo...

Cómo revolucionario, o por lo menos, más original, la segunda variante. Qué realmente no es un cuadro sino una foto.
Es curioso en ella como invierte los personajes (suponiendo que S. Juan es María Magdalena) y usa 11 mujeres y 1 un hombre, éste a su vez dando la espalda, que por lo que he leído en otro blog, era un recurso de los pintores clásicos usado para representar a alguien del que no se conocía su identidad.
Es como si invirtiera el cuadro de Leonardo. Tb me llama la atención el pescado en el plato, pues en la última cena sería cordero lo que tendrían, y que lo asumo como parte de ese inversión.
Estéticamente el efecto de los cuerpos, la mesa, sin ningún apoyo, las luces y sombras, ... me gusta. Idem con la pose en general de las modelos.
Es una forma curiosa de interpretar un cuadro.
Y puestos a interpretaciones, aunque no venga del todo al caso, es también curiosa las reinterpretaciones de cuadros clásicos bajo el punto de vista de los
comics

Tomás. dijo...

Pues a pesar de lo radical de la campaña de Benetton (o Diesel ya no me acuerdo) en el cuadro 2 (y que demuestra que la publicidad es uno de las artes "marginadas" hoy en día), creo que en su día el primero (de Tintoretto) fue bastante polémico por situar en el centro de atención a un perro por delante de Jesucristo!!! Además rompe totalmente la simetría del renacimiento de forma original (mientras que la foto es una copia "exacta").

Salu2

rafico dijo...

Hola
Pienso que en su momento los renacentistas fueron contestatarios, los románticos y los modernos también. Creo que sugieres, que siempre hay un movimiento contestatario a lo actual, incluso nuestro actual debatir, plantea recostruirse en nuevos conceptos y ya es común escuchar términos como de-costrucción, post-modernismo, etc. Pero sin duda, cualquier estructura explicativa pasa por nuestro filtro no solo personal , sino cómo llamarlo?...., pasa también por el filtro social y cultural actual.

Sin querer pasar por conservador, la fotografía creo es muy diferente a las otras dos, creo que es demasiado pretenciosa y por nuestro contexto diría que es la más revolucionaria.

Hasta pronto.

jlpalacios dijo...

Hay un concepto teológico sutil en el cuadro de la cena de Tintoretto que me parece reseñable. Mientras que en el de Da Vinci se expone el momento de la "instauración de la Eucarístía" (una cosa de mucha ordodoxia) en el de Tintoretto se está haciendo referencia al lavatorio de los pies, un hecho lleno de humildad, de acción (ortopraxia). Son 2 formas diferentes de concebir el mensaje cristiano, muy revolucionario en aquellos tiempos de Contrarreforma.

Alarum Raia dijo...

Desde que apareció el post me has dejado pensando. No he sabido qué contestar sobre todo porque me has hecho enfrentarme a los dos estilos-épocas que más me gustan: la cadena que comienza con el renacimiento y termina con el barroco (para mí es un solo estilo-época) y lo contemporáneo.

Es muy acertado tu comentario sobre la ortodoxia y la ortopraxia porque sí, desde esa perspectiva, la obra de Tintoretto resulta revolucionaria. También por su propuesta de diversos puntos de fuga y juego con la perspectiva. Es simplemente brillante. Sobre todo si pensamos en el renacimiento-manierismo-barroco como una época de grandes avances técnicos en el dibujo y la pintura.

Por otro lado, la fotografía también es genial. El meollo del asunto es la intertextualidad entre las obras... y lo político que puede llegar a ponerse el asunto por los discursos que se generan a partir del juego. Es decir, el poder de las imágenes... y de la publicidad. Toda obra es política, toda obra es un discurso, una propuesta. Toda obra es un texto susceptible, ávido, de ser interpretado.

Creo que no se puede contestar cuál es el más revolucionario porque cada uno responde a diferentes discursos generados en contextos muy distintos. Creo que ambas obras son revolucionarias y ambas son políticas.

Y no sabría decir cuál me gusta más. No, es más, creo que me gustan las tres juntas... por el diálogo que mantienen entre las tres...

Saludos :)

Tomas dijo...

Totalmente de acuerdo con Alarum. Cada obra por separado es muy buena, pero cuando realmente aprecias lo que significan es cuando las entiendes como parte de un discurso!!!

Salu2

JLPA dijo...

Perpectiva del Lavatorio de los Pies: Aparentemente Jesús está a un lado y en el centro hay un perro. Realmente está hecho así porque el cuadro se iba a ver sólamente desde el lado derecho (en la iglesia había una verja que impedía verlo de frente), por lo que la perspectiva logra hacer ver a Jesús en primer plano y lo demás son "actores" acompañando.

Anónimo dijo...

MUY BUENO, LAS VARIANTES DE LA OBRA. PERO HAY UNA MUY MUY BUENA LA PUDEN ENCONTRAR EN disidente.franticblog.com/2007/09/07/la-ultima-cena-revolucionaria/