Temas

Aplicando criterios

A partir de este famoso cuadro de René Magritte vamos a intentar identificar los conceptos que hemos reflexionado en los principios de la Teoría de Arte:
  • ¿Cuál es el OBJETO real que se quiere representar?
  • ¿Lo condideras un cuadro REALISTA?
  • ¿Cuál es la transformación que hace el ARTISTA respecto a la REALIDAD?
  • ¿Que intepretación le das tú como ESPECTADOR?

5 comentarios:

Beatriz dijo...

- Creo que quiere representar lo que está detrás de la ventana: el campo. Por eso la rompe, para que nada nos impida ver lo que hay al otro lado. Aunque sea transparente.
- Es un cuadro realista pero con algo de surrealismo.
- Rompe el elemento transparante, que realmente no debería impedir que viéramos más allá...
- A veces es difícil ver el mundo real. Hay demasiados obstáculos que nos impiden conocernos, conocer a los demás, querernos, encontrar equilibrio...

cristinablanch dijo...

es un espejismo, una burla y una provocacion.creo que es un cuadro muy ironico, como si nos dijera que os habeis creido? aqui sigo aunque todo lo que veis se os venga abajo.yo creo que nos habla de la estupidez humana, de lo quebradizas que son nuestras percepciones y que estan desligadas del objeto en si.
quien es el pintor, jlp?

Anabel dijo...

Lo que más me gusta de este cuadro es el juego de reflejos, rompe la realidad,la que vemos a través de la ventana y la transforma en trocitos de árbol, de césped, de paisajes...Creo que también juega con otros conceptos,interior-dónde están los critales rotos con la imagen de exterior-,y exterior-lo que queda fuera de la ventana-... Simplemente me parece genial.

Levosqui dijo...

Lo primero que tengo que decir es que me gusta el cuadro.
Objeto---> La libertad. Se trata de una idea.
Realista--> No. El cuadro no está preocupado por el detalle, sino por traspasar la realidad para llegar a un mensaje, a una idea.
Transformación --> convertir el cristal en la representación del miedo, de la irrealidad, del espejismo, un miedo que hay que romper.
Interpretación ---> Quién rompe el cristal alcanza la libertad.

Alarum Raia dijo...

Aplicando la relación que hicimos en el post anterior, mi interpretación quedaría así:

Tanto yo como espectadora y Magritte como artista hemos visto a través de una ventana. A Magritte se le ocurre (como siempre) jugar con la forma en que apreciamos la realidad. Pinta un paisaje a través de una ventana, pero luego nos hace creer que el paisaje es parte de la ventana cuando añade los cristales rotos con fragmentos de paisaje. A partir de que yo como espectadora veo la obra, me pregunto si lo que estoy viendo a través de mi ventana (que no se parece en nada a la ventana que él pintó) en este preciso instante (que no tiene nada que ver con el momento que él vivió)... me pregunto si lo que estoy viendo es real o si es producto de mi imaginación. Me imagino que si rompo mi ventana se romperá también lo que estoy viendo a través de ella. De hoy en adelante (bueno, ya desde hace tiempo cuando vi por primera vez la obra) recordaré la pintura de Magritte cada vez que esté frente a una ventana y me preguntaré si es real lo que estoy viendo.

Magritte siempre jugaba con la realidad y nuestra percepción de ella en sus pinturas. Durante la época en la que él produjo su obra, existía un cuestionamiento muy intenso sobre la realidad y el lenguaje. Sus cuadros podrían parecer hiperrealistas si no fuera por el elemento absurdo, ilógico o incoherente que incluye en ellos.